martes, 23 de septiembre de 2008

Queen (1973) - Un impresionante álbum de debut


Entre 1971 y 1972 Queen grabó su primer álbum, en los Trident Studios y en los De Lane Lea Studios, en Londres. Pese a que el grupo llevaba casi dos años tocando en clubes y universidades de Londres y de condados próximos y a que ya tenían un consagrado directo y un fiel grupo de seguidores, aún no había firmado ningún contrato de grabación.

Sin discográfica que les apoyase, el financiamiento de Trident (compañía que gestionaba los asuntos del grupo) no les permitía utilizar ningún estudio de grabación durante el día (cuando las tarifas del estudio son más altas), por lo que a los de Queen no les quedó más opción que utilizar las instalaciones cuando nadie más las necesitaba. Su primer elepé se grabó íntegramente de esta forma, en las "horas muertas" del estudio, habitualmente de noche o de madrugada, por lo que la experiencia no fue ni remotamente lo relajada y placentera que debiera haber sido; dejaba mucho que desear y no tenía nada que ver con lo que los cuatro aspirantes a músicos habían soñado cuando empezaban. Aun así, Queen consiguió generar una impresionante obra de debut (aunque, para cuando finalmente se publicó, el grupo ya consideraba en cierto modo desfasada).

La producción de todas las canciones (a excepción de una) estuvo a cargo de Queen, Roy Thomas Baker y el productor interno de Trident John Anthony, y se llevó a cabo en los Trident Studios. En la producción de "The Night Comes Down", sin embargo, la producción estuvo en manos del propio grupo y de Louie Austin, y se llevó a cabo en los De Lane Lea Studios. Los ingenieros de sonido de las sesiones fueron Roy Baker, Mike Stone, Ted Sharpe y David Hentschel.


La imagen de la carátula del álbum (una fotografía del escenario que se tomó en uno de los primeros conciertos de Queen) fue idea de Brian, Freddie y el fotógrafo Douglas Puddifoot. El grupo consideró apropiada la imagen de Puddifoot (en la que aparece Freddie actuando e iluminado por un único foco) para la carátula.

Aunque el grupo barajó títulos para el elepé (entre los que destacaban "Top Fax, Pix & Info" y "Deary Me"), finalmente eligió tirularlo simplemente "Queen". El álbum salió a la venta el 13 de julio de 1973 en el Reino Unido y llegó al número 24 de las listas de ventas, suficiente para darles su primer disco de oro. En Estados Unidos se editó en septiembre, curiosamente con una nueva versión, esta vez en rosa, de la cubierta púrpura original. El álbum sólo consiguió un decepcionante número 83 en Estados Unidos, aunque, al igual que en el Reino Unido, también se convirtió en disco de oro.


En este primer álbum se incluyó ya el famoso "Nobody played synths" (No se han utilizado sintetizadores), que se convertiría en un rasgo distintivo de los elepés de Queen hasta 1980, con "The Game".

El grupo estaba harto de que la gente creyese que sus elaboradas grabaciones múltiples y sus innovadores efectos de guitarra procedían de sintetizadores. En realidad, gran parte del sonido de Queen lo creaba Brian con su guitarra, utilizando el equipo propio del grupo e innovando con nuevas técnicas de grabación (como el amplificador diseñado por John Deacon y bautizado como "Deacy amp", que sigue utilizándose en la actualidad).

Antes de grabar el álbum de debut, Queen llevaba ya tres años ofreciendo conciertos por todo el país. Para entonces ya habían pulido su estilo y tenían un directo bien elaborado y riguroso. Sin embargo, aún parecía imposible dar ese primer paso fundamental hasta las listas de ventas de sencillos y álbumes. Cuando se les presentó la oportunidad de probar unas nuevas instalaciones de grabación en Londres, los De Lane Lea Studios, hicieron pleno uso de ellas para recopilar y grabar en una cuidada cinta de demostración versiones de cinco temas: "Keep Yourself Alive", "The Night Comes Down", "Great King Rat", "Jesus" y "Liar". Aun así, pese a su calidad y originalidad, y a cierto inter'es por parte de Chrysalis Records, Queen no pudo conseguir el contrato de grabación que tanto ansiaba. Fue un periodo tremendamente frustrante, más aún porque otros artistas, como David Bowie y T-Rex, firmaban contratos con importantes discográficas y grababan y cosechaban éxitos, precisamente lo que Queen anheleaba.

Introducirse en el mercado, parecía aún muy lejano; sin embargo, por fin firmaron un acuerdo con Trident Audio Productions, de Norman y Barry Sheffield, y a través de EMI llegó su primer álbum.

La relación entre Queen y los hermanos Sheffield acabaría en una amarga separación. Todo este periodo está bien documentado, y la canción de Freddie "Death on two legs", en "A Night At The Opera" (1975), dice todo lo que hay que decir sobre este turbulento capítulo de la historia de Queen.


El álbum de debut de Queen arranca con "Keep Yourself Alive", de Brian May -tema que se remonta a los primeros ensayos de Queen, anteriores a la incorporación de John Deacon-, que se editaría como primer sencillo del grupo, el 6 de julio de 1973, junto con "Son and Daughter", otra composición de May.

Le sigue "Doing All Right", un tema con base de piano y guitarra acústica poco conocido, escrito conjuntamente por Brian May y Tim Staffell, antiguo miembro de Smile, el grupo previo a la formación de Queen. El trío Smile, compuesto por May, Staffell y Roger Taylor, se había separado en 1969 y cuando Staffell se marchó para formar otro grupo, Freddie Bulsara (posteriormente, Mercury) entró en escena, y así nació Queen. Smile interpretó "Doing All Right" en directo, tema que, de hecho, se grabó para el que podría haber sido su primer álbum. Empieza como una delicada canción de amor, aunque luego cambian el tempo y el estilo drásticamente con una especia de incursión en el reino del heavy metal para volver después a la serenidad. El tema, que era uno de los preferidos de los fan, también formaba parte del repertorio de los directos de Queen de la época.

En la segunda mitad de la cara 1 del vinilo hay dos de las composiciones más gloriosas y evocadoras de Freddie de esa primera época. "My Fairy King" incluye una lograda interpretación de Freddie al piano y, al igual que en "Great King Rat", una interpretación vocal que ponía claramente de manifiesto un talento emergente y un registro vocal que no iba a pasar desapercibido. La letra fue quizá la parte más destacada por lo menos en opinión de muchos fans. Ya desde la primera linea de "Great King Rat" quedaba patente que Freddie poseía un don enormemente original e imaginativo para las letras y las melodías. Las extraordinarias imágenes que evoca son intensas y cautivadoras. Este tema formó parte de los directos de Queen de la época, y se retomaría en la gira de The Works muchos años después, pero "My Fairy King" nunca se llegó a incluir en los conciertos.

La cara 2 del vinilo empieza con "Liar", una excepcional e intransigente canción de Freddie de seis minutos y medio de duración. También se incluía en los conciertos y se convirtió en uno de los pilares del espectáculo. Nuevamente, Freddie ofrece una desconcertante interpretación vocal, y con un bajo martilleante, la percusión y las guitarras heavy, este tema estaba destinado a convertise en uno de los más queridos.

A continuación le llega el turno al elegante tema de Brian "The Night Comes Down". Resulta curioso, cuanto menos, que esta canción -extraída de la cinta con versiones de demostración de 1972 de De Lane Lea- nunca se considerase adecuada para los directos; en la actualidad sigue siendo una de las joyas de los álbumes de Queen que raramente se mencionan.

Deacon John (como firmaba en los créditos de este elepé) aún no había escrito ninguna canción para Queen -su primera composición llegaría en 1974 con "Misfire" en "Sheer Heart Attack"-. Mientras tanto, Roger Taylor contribuía con su primer tema para Queen con el frenético y enérgico "Modern Times Rock N' Roll", un tema básicamente de percusión, cantado por Taylor, que más de tres décadas después sigue sonando vibrante y fresco. Se incluyó frecuentemente en los conciertos de Queen de la época, con Freddie como vocalista principal en lugar de Roger. Una de las actuaciones en directo más espléndidas y potentes del momento era el extraordinario "Son And Daughter", de Brian May, que permitía a Freddie ofrecer un espectáculo realmente desafiante; se vestía con maravillosas blusas sueltas y negras y con pantalones de satén acampanados, con gigantescos tacones y una enorme selección de brazaletes y pulseras y con cualquier cosa que aportase un efecto espectacular. Ya en aquella época, los conciertos de Queen eran impresionantes, y aunque el panel de luces y los efectos de humo podían ser modestos en comparación con lo que llegaría después, el espectáculo deslumbraba a todos los que lo presenciaban.

La minuciosidad de Queen destacaba tanto en el estudio como en los escenarios de los conciertos.

Los miembros del grupo también experimentaban con el maquillaje, en especial Freddie, con su espectacular delineador de ojos negro. Además, Freddie se pintaba las uñas de la mano izquierda de negro, mientras que Brian utilizaba el blanco. En esta época, epróximadamente, Freddie diseñó el famoso logo de Queen en forma de insignia que aparece en la batería de los conciertos y que podía verse en la parte posterior del primer álbum, que se acabaría convirtiendo en una conocida imagen incluida en la mayor parte de los productos del grupo.

"Jesus", el tema de Freddie totalmente desmesurado pero enormemente conmovedor que también formaba parte de la sección heavy del repertorio, es el penúltimo de la cara 2. Desde las primeras guitarras de la apertura hasta la última sílaba de los coros, la canción destaca con cada nota y a lo largo de toda la letra, y deja una huella indeleble. Los fans la adoraban, y sorprende que se excluyese en de los directos. Resulta extraño que otro de los temas de Freddie que se finalizaron en este periodo "Mad the Swine", nunca se incluyese en este álbum de debut. También tiene a Jesús como personaje principal, y habría encajado a la perfección en este punto de la segunda cara, justo antes del último tema. Sin embargo, "Mad The Swine" tendría que esperar hasta 1991, en el sencillo en CD de "Headlong".

El álbum Queen finaliza de una forma relajada con "Seven seas of Rhye", aunque no se trata de la versión conocida, ya que Freddie aún no había escrito la letra para este tema. Se trata de una versión únicamente instrumental, pero que yainsinúa lo que llegaría después, en el segundo álbum. El plan del grupo consistía en finalizar Queen con la primera versión y empezar el segundo álbum con la versión acabada, con letra. Sin embargo, cuando se editó "Queen II", decidirían dejarla como colofón del elepé.

Cinco meses antes de la aparición del primer álbumd e Queen, la emisora británica BBC les invitó a grabar una sesión para la serie Sounds Of The Seventies de Radio One. Era una magnífica oportunidad de promocionarse a nivel nacional y llegar a nuevos fans potenciales y a los cazatalentos de las discográficas. Efectivamente, las sesiones de la BBC -que finalmente se extendieron a seis- provocaron un cierto revuelo y, aunque inicialmente no se publicaron de forma oficial, circularon ampliamente en forma de copias pirata. Las cuatro primeras -grabadas entre febrero de 1973 y abril de 1974- incluyeron diversas versiones de temas del primer album; "My Fairy King" (sesión 1), "Keep Yourself Alive" (sesiones 1 y 2), "Son And Daughter" (sesiones 2 y 3), "Great King Rat" (sesión 3) y "Modern Times Rock N' Roll" (sesiones 3 y 4). Hasta la fecha sólo se han publicado oficialmente dos de estas grabaciones (la primera y la tercera), aunque se espera que algún día se edite un álbum o un estuche con todas ellas.

Singles:

Keep Yourself Alive: Una crítica de la época que irrió especialmente a Brian acusó a "Keep Yourself Alive" -primer sencillo del grupo, junto con "Son And Daughter"- de "tardar demasiado en empezar", en referencia a la prolongada introducción de guitarra. Como consecuencia, en parte, de este comentario, el tema de su siguiente sencillo, "Seven seas of Rhye", lo daba absolutamente todo ya desde los primeros segundos. Sin embargo, el grupo aún tendría que esperar para conseguir su primer éxito en forma de sencillo.
Brian recordaría posteriormente, en una entrevista para la emisora de radio de la BBC, que cuando compuso la letra de "Keep Yourself Alive" la consideraba irónica y bastante burlesca. No fue hasta que Freddie la cantó en el estudio cuando su significado cambió por completo. Freddie aportó una perspectiva completamente nueva a la canción, tal como haría tantas otras veces desde entonces.




Liar: aunque EMI nunca lanzó "Liar" como sencillo en Europa, Elektra Records sí lo hizo en Estados Unidos, después del "Keep Yourself Alive", el 14 de febrero de 1974. Sin embargo, sin saberlo el grupo, el tema se había editado drásticamente para que se ajustase al tradicional formato de tres minutos de los sencillos. El resultado fue una espantosa remezcla que el grupo detestó y que desapareció sin dejar rastro. Acompañado de "Doing All Right", el sencillo siguió los pasos de su predecesor y no tuvo éxito en las listas de ventas. Queen tendría que esperar hasta octubre de 1974 con "Killer Queen", para conseguir su primer éxito en Estados Unidos.


8 comentarios:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

te lo has currado tela ya te vale!!!podias hacerlo mas a menudo...jajaj
mi sincera enhorawena

lara

Blackthorne dijo...

excelente información!!! siempre es bueno recordar los inicios de Queen, todas las dificultades que tuvieron que pasar.
Gracias por el post!!!!
saludos!!!!

Matty dijo...

Se agradese su retorno :)
estaban perdidos. Buen posta, gracias.

Morgana LeFay dijo...

Gran blog : ) lo pongo en mi lista de links. Yo tb soy fan del Señor de los Anillos xDDD

Bijou dijo...

Bue blog, seria un honor que visitaras el nuestro
Gracias por ser fan!

http://www.queen-universe.blogspot.com/

Francisco dijo...

Con gran interes he leido tu opinión al disco "QUEEN", la cual me resulta atractiva y le das frescura a uno de los más importantes trabajos de Queen con la interesante transición de SMILE que nos has recordado. Te felicito.
De queenero a queenero.

Corvan dijo...

Excelente reseña de este gran discod e Queen, uno de mis favoritos d ela banda! Felicidades por tu blog! Te invito a darte una vuelta por el mío, creo que te puede interesar por las cosas que posteas ya que también manejo reseñas a detalle de discos, la última precisamente del gran debut de Queen. Si te late intercambiar links dejame un comentario.

Mi blog, lo puedes encontrar en:
La CavernaSaludos!